QUE ES UNA TARIMA FLOTANTE Y SU MEJOR ELECCIÓN

suelo laminado

 

 

 

Cuando estamos en la búsqueda de una tarima flotante de buena calidad, lo primero que debemos tener claro cuáles son las características propias de este tipo de pavimento.

Una tarima flotante es, una tarima “que flota”. Esto significa que no se instala directamente sobre el solado como otros tipos de pavimentos que van clavados o encolados directamente sobre el mismo.
Hay una gran variedad de tarimas flotantes en el mercado, desde las que son enteramente sintéticas hasta aquellas que cuentan con una capa superior hecha de madera natural para optimizar la relación calidad precio, mejorando el aspecto estético (tarima o parquet multicapa).

Más que hablar de una tarima flotante de buena calidad, preferimos hablar en general de una buena compra.

Si compramos una excelente tarima flotante pero la instalación es una chapuza, o compramos una buena tarima cuyas características tampoco son adecuadas con respecto a nuestra casa o estilo de vida, tampoco habremos ganado nada.

Así, y dentro de este enfoque general, estos son los consejos que os podemos dar:

*El espesor mínimo: Este es un indicador muy importante de la calidad de una tarima flotante. Si se trata de una tarima multicapa, la capa de uso debe tener un espesor comprendido entre 2.5 mm y 6.5 mm. Cuanto más ancha sea, mejor calidad tendrá y mayor será su resistencia frente a los golpes. Lo ideal es que tenga al menos 3 mm para que permita algún lijado en el futuro.
*Permite la restauración de una lama o varias con mucha facilidad por no estar encolado al solado.

Como podéis ver, hay muchos factores a tener en cuenta para escoger una tarima de buena calidad. Lo ideal es que, en caso de duda, nos dejemos asesorar por un profesional con experiencia que será quien conozca mejor sus productos.